jueves, 5 de octubre de 2017

Una compra online




Abrió delicada el paquete que acababa de llegar, apartando el envoltorio con mimo y expectación. Fue una suerte encontrar aquella página online de artículos exóticos; después de todo una ocasión tan memorable como su  veinticinco aniversario de bodas bien merecía el dispendio.

Allí estaba, según lo prometido en el anuncio: un corazón de estreno sin rencores, ni cuentas pendientes, ni el desgaste propio de convivir. Su rojo y brioso palpitar parecía augurar renovados años de pasión junto al compañero.

Elena no estrenaría vestido esa noche en la cena, no había presupuesto, pero sí estrenaría ilusión.

Julia C.